14 de abril, día de la República

carta de despedida de Alfonso XIII

Como consecuencia de las elecciones municipales del día 12 de abril de 1931, el día 14 de abril, el general Sanjurjo, director de la Guardia Civil se dirige a casa de Miguel Maura, donde se encuentran reunidos los miembros del comité revolucionario, Niceto Alcalá Zamora, Francisco largo Caballero, Fernando de los Ríos, Santiago Casares Quiroga y Álvaro de Albornoz, proclamando la República y se forma un gobierno provisional presidido por Alcalá Zamora, que convoca elecciones a Cortes Constituyentes que se celebraron el 28 de junio de 1931.

En la noche del 14 al 15 el Rey Alfonso XIII partió de Madrid hacia Cartagena y desde allí zarpó para Marsella. Su familia salió en tren desde Aranjuez a la mañana siguiente.

En Villacarrillo, a los efectos de las próximas elecciones municipales del 12 de abril, con el fin de enviar a la Sección Provincial de Estadística de Jaén el censo de población, se comunica que la población de Villacarrillo es de 15.596 habitantes, y por tanto, corresponden a este municipio, un Alcalde, cuatro Tenientes de Alcalde y quince Concejales.

Celebradas en Villacarrilo el 12 de abril las elecciones municipales, gana las mismas el Grupo Republicano -Socialista. que estaba formado por Partido Socialista, Acción Republicana[1], Partido Republicano Radical Socialista[2]; estos dos partidos AR, PRRS junto con los republicanos gallegos de Santiago Casares Quiroga se unirían en abril de 1934 para formar Izquierda Republicana[3]; después se uniria Unión Republicana, fundada en Villacarrillo en julio de 1936. 

El día 15 de abril de 1931, se recibe un telegrama del Gobierno Civil que dice:

“Sírvase convocar o todos los concejales elegidos el día 12, proclamados el día 16, conforme a la ley municipal de 1877, para que se constituya ese Ayuntamiento, y comience su normal funcionamiento con arreglo a dicha Ley, dándome cuenta del cumplimiento de esta orden”.

El día 17 de abril de 1931, en sesión extraordinaria bajo la presidencia del Alcalde Republicano D. Salvador Martínez Fernández, se dá lectura por el secretario a la copia del acta notarial levantada el día quince de los corrientes al ser entregada la jurisdicción a la Junta Provisional de la República, con arreglo a las instrucciones recibidas del Gobierno Provisional de la Nación y cuya copia dice:

Numero seiscientos tres = En la ciudad de Villacarrillo el día quince de Abril de mil novecientos treinta y uno, Don Hipólito Rodriguez Esteban, Abogado, Notario del Ilustre Colegio de Granada, con residencia en Villacarrillo; Doy fé:= Primero: De que he sido requerido especialmente para este acto por  D. Domingo de la Torre Moya, mayor de edad, soltero, Médico, vecino de Villacarrillo, cuya cédula personal me ha exhibido y le he devuelto. = Segundo: De que como consecuencia del anterior requerimiento, y acompañado del requiriente, me he constituido en la sala Capitular del Ayuntamiento de esta Ciudad, con objeto de hacer constar la transmisión de la jurisdicción y de todo lo demás referente al gobierno de este municipio por el representante del Ayuntamiento que estaba constituido al ser proclamada la República a la Junta Provisional que se había constituido con arreglo a las instrucciones recibidas del Gobierno Provisional de la Nación.= Tercero: De que la Junta Provisional de este municipio la constituyen los señores siguiente: D. Salvador Matínez fernandez,  D. Diego Marín González, D. Antonio Guerrero Pastor, D. Jose Maria Moreno Hueso, D. Diego González Marmol, D. Ramón Mora Lozano, D. Joaquín Martínez Salido, D. Blas Martínez de la Torre, D. Cristobal Fernandez Moya, D. José Moreno Marín, D. Juan Ballesteros Garvín, D. Pedro de la Torre y Torre y D. Lorenzo Munuera Bustos.= Cuarto: De que en armonía con las instrucciones recibidas de señor Gobernador Civil de la República en la provincia de Jaén, los señores que componen la Junta Provisional han elegido para desempeñar los cargos del Ayuntamiento a los siguiente: D. Salvador Martínez Fernández ha sido elegido Alcalde Presidente del Ayuntamiento; D. Diego Marín González ha sido elegido primer Teniente de Alcalde; D. Antonio Guerrero Pastor ha sido elegido segundo teniente de Alcalde; D. José Mª Moreno Hueso ha sido elegido tercer teniente de Alcalde; y D. Diego González Marmol ha sido elegido cuarto teniente de Alcalde; quedando todos los demás señores que componen la Junta Provisional, como miembros de la misma.= Quinto: De que D. Vicente Poblaciones Nieto, primer Teniente de Alcalde en funciones de Alcalde por delegación de quien ocupaba el cargo al ser proclamada la República, me hace entrga de un telefonema redactado en tres hojas impresas de las que usa habitualmente la Compañía Telefónica Nacional de España, siendo la parte manuscrita de dicho telefonema como va copiada a continuación: De Jaén para Villacarrillo nº 59, palabras 116, fecha de 14 de Abril de 1931 = Hora 21-25, hora recep, 22.58 = Sr. D. Gobernador Civil de la República a Alcalde = Sirvase inmediatamente hacer entrega de ese Ayuntamiento a Comisión formada por Concejales Republicanos y Socialistas elegidos el día 12 con todas las garantías necesarias, encargando a dicha Comisión dicte las oportunas órdenes para mantener a todo trance el orden público y garantizar el respeto a las personas y a la propiedad, requiriendo si fuera preciso el auxilio del Comandante del Puesto de la Guardia Civil, dándome cuenta de cuantas novedades ocurran caso de que no hubiera Concejales Republicanos o Socialistas, esa Alcaldía continuará al mando del Ayuntamiento, acatando bajo su más estrecha responsabilidad la autoridad de este Gobierno Civil. Viva la República.= Sexto: De que como consecuencia de todo lo que  antecede, D. Vicente Poblaciones Nieto, como Alcalde en funciones del Ayuntamiento de esta Ciudad, que estaba constituido al ser proclamada la República, hace entrega en este acto a D. Salvador Martínez Fernandez, como Alcalde nombrado por la Junta Provisional Republicana de este Ayuntamiento, del bastón de mando distintivo del cargo de Alcalde del Ayuntamiento, transmitiéndole desde este momento la jurisdicción propia de dicho cargo.= Septimo: de que por ser muy avanzada la hora en que se está trasmitiendo del Alcalde saliente al entrante la jurisdicción y el gobierno del Ayuntamiento de esta ciudad, ya que son las dos horas y cuarenta minutos del día de la fecha, se aplaza la práctica del arqueo y la extensión del acta correspondiente así como la entrega de la llave que corresponde al Alcalde de las tres que tiene el arca de los fondos hasta últimas horas de la mañana de hoy.= Y para hacerlo constar se ha extendido este acta que firman  el requiriente, D. Vicente Poblaciones Nieto, todos los señores que constituyen la junta provisional Republicana de este Ayuntamiento, el señor Secretário del mismo, el señor capitán de la Guardia Civil, y los testigos D.Juan Gutierrez Pérez, D. Rogelio León Rojas, D. Alberto Rodriguez Robles, D. Jesús Jiménez Rayo y D. Miguel Herreros Salas, después de haberla leído en alta voz y de advertir a todos el derecho que tienen por sí.= De todo lo cuál así como de que este instrumento público va extendido en dos pliegos de papel timbrado de clase octava, serie B, números cuatro millones cuatrocientos venticuatromil quinientos cinco y siguiente en orden, yo, el Notário, doy fé.= Villacarrillo a diez y siete de Abril de mil novecientos treinta y uno.

Dado lo avanzado de la hora, se acuerda reanudar el Pleno el día 18 de abril de 1931, a las 13,30 horas; presidido por Salvador Martínez Fernández, al objeto de proceder a la constitución del Ayuntamiento con arreglo a la Ley Municipal de 1877. La Presidencia hace constar, que en cumplimiento de las órdenes del Gobernador Civil de la República, oportunamente se constituyeron los Concejales Republicano-Socialistas, elegidos el pasado día 12, proclamándose con toda solemnidad y entusiasmo aquella, con el asesoramiento del Comité Republicano-Socialista y asistencia del Capitan de la Guardia Civil.

Seguidamente se da lectura al telefonema en que el Gobernador Civil ordena al alcalde de la ciudad, entregar el mando, así como el apartado cuarto del acta notarial otorgada por el notario de esta ciudad D. Hipólito Rodríguez Esteban, del acto de transmisión de jurisdicción, en que se hacen las designaciones de alcalde y tenientes del mismo, ratificando los nombramientos y la posesión de los Concejales Republicano-Socialistas.

Se da lectura al telegrama del Gobernador Civil que dice: “Sírvase convocar a todos los concejales elegidos día 12, proclamados el día 16 conforme a la Ley Municipal de 187, se constituya ese Ayuntamiento y comience su normal funcionamiento con arreglo a dicha Ley; dándome cuenta del cumplimiento de esta orden”.

A continuación, son posesionados de sus cargos de concejal a los miembros del grupo Monarquico-Liberal, D. Luís Poblaciones Nieto, D. Luís Climent Villaescusa, D. Andrés Pastor Orozco y D. Manuel Maza Pellón, dejando de hacerlo D. José Rodero Mataran por no haberse personado.

Seguidamente, se procede a resolver los empates de los concejales proclamados, resultando elegidos, D. Diego Marín González, D. José Poblaciones Nieto, D. Pedro Coronado Díaz y D. Justo Marmol Martínez que no se halla presente; quedando integrado el Ayuntamiento con los señores siguientes:

D. Blas Martínez de la Torre, con 397 votos.

D. Ramón Mora Lozano, con 396 votos.

D. Joaquín Martínez Salido, con 396 votos.

D.- Luis poblaciones Nieto, con 355 votos.

D. Luis Climent Villaescusa, con 338 votos.

La primera acción que realizan “las izquierdas” es proponer el cambio de nombres de algunas calles:

Primo de Rivera                               Mariana Pineda.

Cruzes                                                 Capitán Galán[4]

Concepción                                       Capitán García Hernandez

Avda Mingo Priego                         Avda 14 de abril

Úbeda                                                 Antonio de la Torre

Monjas                                               Cristóbal Ruíz


[1] Acción Republicana, formación política de Manuel Azaña, 1931-1934.

[2] Partido Radical Socialista de Marcelino Domingo.

[3] Izquierda Republicana (IR), surge en abril de 1934 tras la unión de Acción Republicana, Partido Radical Socialista y los republicanos gallegos.

[4] El 12 de diciembre de 1930 hubo un pronunciamiento militar contra la Monarquía de Alfonso XIII, durante la dictadura del general Berenguel. Aunque sofocada, fueron fusilados el 14 de diciembre los capitanes Fermín Galán Rodríguez y Ángel García Hernández, sus efectos se dejaron sentir en la proclamación de la segunda República cuatro meses después.

SL2

EL CRISTO DE LA VERA-CRUZ Y LA ENCARNACIÓN (Villacarrillo finales del siglo XVII). (enfrentamiento entre la cofradía y la iglesia. ¿un negocio?).

Santísimo cristo de la Vera-Cruz
Ntra. Sª de la Encarnación

A lo largo de la segunda mitad del siglo XVII, Europa sufrió una gran epidemia de peste motivada por la falta de alcantarillado e higiene.

Esta enfermedad transmitida a través de las pulgas de las ratas negras se manifestaba con fiebres altas, dolores musculares y articulares, y en una segunda fase, aparecían bubas o protuberancias en las ingles, axilas y el cuello, pues se trata de una infección de los ganglios linfáticos.

La peste se parece que se inició en Austria, se extendió rápidamente al resto de países, llegando a España a través de los puertos de levante.

En Villacarrillo se produjeron más de ciento cincuenta muertes y para ello, con motivo de ello se solicitó al Cabildo, el traslado de las imágenes desde el convento franciscano a la Iglesia de la Asunción, y dado que el convento adoleció de los donativos que recogían por ausencia de las mismas, solicitaron la devolución de las imágenes.

Así consta:

... Llegó a la Villa el señor D. Francisco Sanz de Grana, Corregidor de la villa de Quesada, que tiene por misión de sus Majestades y señores de su realengo de castilla, para la epidemia de la peste y para poner guardas de a caballo y de a pié para impedir la entrada a la villa de cualquier infestado y que los gastos que se originen se repartan entre las villas de este adelantamiento y entre los repartimientos.

Y esta guardia de esta villa estará durante dos meses a razón de 1400 maravedíes por día que se emplacen en los caminos y entrada a la Villa; y  para los dichos gastos, pretende que se haga nuevo repartimiento  y hasta que se determine para el pago de dichos salarios. El que se paguen por esta villa ochocientos reales y con ellos cesar en lo demás que pudiera apremiar y respecto de que los señores están muy pobres a verdad, la villa adquiera deudas y se saque en esta forma y  que se ajuste cuentas  en el  repartimiento.

Dada la fama de “milagroso” que desde siglos viene teniendo el Sto Cristo de la Vera Cruz, en junio de 1789, y con motivo de la peste que asolaba a la población, el Cristo y Nuestra señora de la Encarnación salió de la capilla de su Cofradía en solemne procesión por las calles de la Villa para suplicar que cesara la terrible enfermedad y se alojó en la iglesia parroquial de la Villa que por su gran capacidad, albergaría más fieles.

Con este motivo, su antigua Cofradía había dejado de recibir peregrinos en la  capilla del convento y con ello dejaron de ingresar los muchos donativos que aquellos dejaban; a la vez que los recibía la Iglesia Parroquial.

Esta situación llegó al Cabildo el día 18 de febrero de 1680, con el siguiente desarrollo:

…Presentose en este Cabildo un monje mayordomo de la cofradía del Santo Cristo de la Vera-Cruz de esta Villa, a fin de solicitar del Alcalde, que traídas a la Iglesia Parroquial para rogar por el achaque de la peste, las imágenes  del Sto Cristo de la Vera-Cruz y de Ntª Srª de la Encarnación allá por el mes de junio de este año pasado de 1679 y se hizo obligación de entregar las dichas imágenes a la dicha cofradía, y por haber muchos días de peste que pueden ensombrecer a dicha cofradía, se entreguen las dichas imágenes y se lleven en procesión con toda pompa y ostentación al convento del Sto Cristo por la necesidad de reinar y serenar a los fieles le instamos al Cabildo; y de lo contrario, protestamos por los riesgos, daños y perjuicios que producen a esta Cofradía y lo tengan por testimonio = Y esta palabra que son las razones que contiene la dicha petición, se ordena lleven las imágenes del Sto Cristo y Nuestra Señora, el domingo que viene 26 del reciente mes y para ese día se haga una fiesta a costa de los Propios de este Concejo en dicha Iglesia Parroquial, con toda pompa y solemnidad y a la tarde la procesión general y llevarlas al convento; y para que conste a la Parroquia, se nombra por comisario a D. Fernando Gutiérrez de San Martín, haciéndosele saber, para que lo sepa, dándole cuenta de lo referido, y de lo que respondiere al presente escrito lo ponga por fé. = Y en ejecución de este decreto, D Fernando Gutiérrez de San Martín, asistido por el presente escribano, salió de este Cabildo y anduvo a la iglesia parroquial de esta villa y en la Puerta del Sol, llamó al licenciado Alfonso Gallego y a D. Francisco de la Cueva, curas de dicha Parroquia y les participó el decreto de la Villa y pedimento de la Cofradía; y respondieron que por parte de la parroquia no había impedimento de entrega de las imágenes; pero, había que proceder primero a licencia y mandamiento del Exmo Obispo; a lo que D. Fernando Gutiérrez de San Martín, respondió de que el presente escrito que portaba, decreta que se haga notoria la respuesta de los curas a la Cofradía, y les entregó el decreto para que dieran cuenta de su testimonio donde pueda y donde convenga, y se lo enviaran al referido obispo de Jaén D. Antonio Fernández de Campo, haciéndole redacción de lo referido, y procediendo de su mandato para su conocimiento y se lleven las imágenes del Sto Cristo y de Ntª Srª a su iglesia del convento para servirla la Villa. Así lo firman los señores Alcaldes.

Firmado:

D. Antonio de Castro Vega, Alcalde Mayor. D. Gonzalo Melchor de Lazcano y Vela, D. Antonio del Arco de la Torre, Alcaldes Ordinarios. D.  Fernando Gutiérrez de San Martín y Miguel López de Carbonell, D. francisco Gutiérrez de San Martín y Luis Gallego Hervás Jurados. Secretario: D. Andrés Gallego Mármol.

SL2

AGUAS DEL POZO LA GUIJARRA, VILLACARRILLO

LIBRO CAPITULAR 1920

Respecto a las primeras aguas potables en Villacarrillo, el día 4 de febrero de 1914, se ordena la reparación y limpieza de las fuentes, La Losa, la Minga, carnicería, de la Torre y Mundo.

El 7 de febrero de 1914, el Alcalde Luis Poblaciones Nieto, presenta las bases y condiciones acordadas con D. Zoilo Rodríguez Nieto, para la traída de aguas potable a la ciudad.

Dichas bases son las siguientes.

1º.-La empresa se compromete a abastecer de agua potable con un mínimo de 250 m3 por día.

2º.- La empresa adquirirá la propiedad de las aguas, así como de los depósitos, acueductos y tuberías necesarias por donde estas discurran, siendo la única que pueda ejercer actos de dominio sobre las mismas durante el plazo de la concesión.

3º.-El plazo de concesión será de 50 años, contados desde la inauguración oficial. Transcurridos estos, el Ayuntamiento adquirirá la propiedad de las aguas que no hayan sido objeto de enajenación de su disfrute a perpetuidad.

4.- La corporación Municipal y propietarios de esta ciudad, se comprometen a adquirir de la empresa constructora con las condiciones que se establecen en este convenio, 250 m3  de agua por día al precio de mil pesetas cada uno, quedando el ayuntamiento obligado a adquirir  como mínimo cien m3, y si los suscritos por los propietarios  subiesen de 150, la corporación solo se obliga a suscribir los que faltasen hasta completar los doscientos cincuenta.

5º.- El pago por los propietarios de sus m3, se efectuará en los plazos y condiciones siguientes: 33% cuando la totalidad de la cantidad de agua establecida, se encuentre en el punto más alto de la población para poderla distribuir en la forma conveniente; otro 33% cuando las aguas estén en los predios y puntos donde han de aprovecharse, y el 34 % restante, cuando las aguas y los aparatos lleven un mes de buen funcionamiento.

El número de m3 que suscriba el Ayuntamiento, los pagará en diez anualidades iguales, abonando la primera al cumplir el año de haber aprovechado las aguas, y así en los nueve años sucesivos.

La Corporación Municipal y el vecindario, ofrecen para la apertura de zanjas donde han de colocarse la tubería, 20,000 jornales como modimun (aportación), sin que se utilicen otras herramientas que la azada y el azadón.

Para el abastecimiento de la población, se instalaran cuatro fuentes públicas y dos abrevaderos, en los puntos que la Corporación decida. Las fuentes tendrán dos caños cada una y suministrarán agua los ocho caños por 50.00o litros diarios.

El plazo para la terminación de las obras será de un año a partir desde la fecha en que se obtenga la concesión.

El once de Febrero de 1914, el concejal Leopoldo del Prado comunica, que tiene conocimiento  que las aguas que discurren en las calles Repullete y de las Minas, que abastecen las fuentes de la plazuela del Pozuelo y de las Monjas, han sido interrumpidas por algunos vecinos de las citadas calles, construyendo pozos que cortan las citadas minas de agua e impiden que llegue el suficiente agua a las dichas fuentes.

Se acuerda formar una comisión para investigar los hechos.

Se descubre que Ignacio Morcillo Torres, c/Antón Pérez 25, estaba construyendo un pozo que cogía agua de la mina que abastece la fuente del pozuelo.

El 24 de agosto de 1914, se le compra a Alfonso Salido Rodero por 50 pesetas, la mina de su propiedad en el sitio del Pozo Concejo de este término, para introducirla en la fuente denominada del Pozo Concejo.

Por el jefe del Instituto Geológico de España, había nombrado al ingeniero de minas, sr Ildefonso Fernández para que practique en esta ciudad los estudios necesarios para alumbramiento de agua potable.

El día 15 de julio de 1915, se acuerda atender la solicitud del vecindario para se instale una fuente en la plaza de la Constitución, encargándola a fundiciones Palacín.

El día 17 de abril de 1919, el alcalde D. Gerardo Pastor Orozco, manifiesta al Pleno:

…Que, recibido el presupuesto extraordinario para abastecer de aguas a la población, y el expediente de arbitrios extraordinarios para nutrir el presupuesto aprobados por la superioridad, y teniendo en cuenta que el gasto a que el presupuesto se refiere, que comprende todo lo relativo a alumbrar y transportar las aguas.

 ..Y como de las investigaciones practicadas por el Ingeniero D.  Luis Marín Cano, de Linares, (1.500 pesetas), resulta que en el sitio de la “Guijarra” es donde puede encontrarse el agua que se precisa, calculando que el gasto no ha de exceder de cinco mil pesetas, conforme a las Disposiciones vigentes, se encarga al concejal D. Antonio Martínez Pérez del seguimiento de las obras, y que se harán por administración dos pozos de alumbramiento.

El 19 de mayo de 1919, se nombra capataz de las obras de alumbramiento de las aguas a Fernando López Carrillo, y regidor interventor de las mismas a D. Antonio  Martínez Pérez.

Para el alumbramiento de las aguas, se realizan dos pozos en el sitio de la guijarra, uno de forma rectangular, de dos metros por tres de anchura y de fondo 9,60 metros, y el otro a cuarenta y nueve metros sesenta centímetros de distancia hacia el norte, de sección circular de 3,00 metros de circunferencia y de fondo 18,65 metros, importando los jornales y materiales 4.850 pesetas.

El alcalde manifiesta que aunque con los dos pozos abiertos, se alumbran aguas para abastecimiento, cree conveniente la apertura de otros ocho pozos, comenzando en la salida del pueblo, en las eras del lado derecho de las carretera de Albacete a Jaén, dirección norte, con el fin de alumbrar más aguas y al mismo tiempo se sirvan para recoger las superiores que se deriven de las ya descubiertas, que podrían ser los cinco primeros pozos, a 25 metros de distancia y los tres restantes a 50 metros. Que como estos pozos por su proximidad al pueblo donde han de discurrir las aguas no han de llevar gran profundidad, entendía que su coste no habrá de pasar de cinco mil pesetas, haciendo las obras por administración como se venía haciendo con los anteriores.

El 14 de Julio de 1919, en vista del buen resultado que han dado los pozos abiertos, se cree conveniente abrir otros cuatro pozos siguiendo la dirección Norte y a 50 metros de distancia unos de otros y hacerlos por administración por importe de 5.000 pesetas.

El 11 de agosto y dado el buen ritmo de afloramiento de agua de los pozos abiertos, se acuerda realizar otros dos más.

La construcción y revestimiento de galerías, se le encarga al maestro albañil Antonio Díaz Mula.

El 20 de septiembre de 1920, se solicita a la Jefatura de Obras Públicas, la autorización para atravesar la carretera, (junto al primer hectómetro del kilómetro 177 de la carretera de Jaén a Albacete, para el paso de tuberías de traída de aguas, y se acuerda establecer una fuente en el comienzo de la callle Iglesia frente al Ayuntamiento.

El 16 de octubre, estando a punto de finalizar la traida de aguas del Pozo La Guijarra, se acuerda fijar los sitios donde se situarán las fuente. Se acuerda por unanimidad se establezca una, a la salida del pueblo junto a la era de D. Juan Rodríguez Avial, con un pilar abrevadero y otra al principio de la calle Iglesia frente al Ayuntamiento.

Acta del 8 de diciembre:

El 8 de diciembre de 1920, congregados en la sala capitular, previamente invitados por el Alcalde D. Gerardo Pastor Orozco, y bajo su presidencia, los Concejales y demás autoridades y particulares, con el fin de hacer la inauguración y bendecir de las fuentes públicas, establecidas con las aguas alumbradas del Pozo de la Guijarra de este término, y llegada que fue la hora señalada de las once de la mañana, el cura Párroco revestido y con la Cruz alzada acompañado de los Coadjutores D. Marcos Pellón, D. Marcos Ruíz Magaña y D. Francisco Palomares Vilches, procedió con el ritual propio para estos casos, a dar la bendición de las mismas ante un numeroso público, que preso de un entusiasmo loco prorrumpió en vivas y aplausos. Terminada la Ceremonia Religiosa, en estentóreos vivas, tanto a la religión representada por su digno Párroco D. Juan Vicente Molina Valero, como al pueblo y al muy ilustre alcalde D. Geraldo Pastor Orozco.

Seguidamente el Párroco desde el balcón central de la casa Ayuntamiento, dirigió la palabra al pueblo y en su hermoso discurso expresó el entusiasmo que sentía por el acto tan simpático como en este día se celebraba; ya por el bien que recaía en beneficio de la vecindad, ya también por lo que representaba para esta culta ciudad. Que sabido era que los pueblos cuando no abandonan los viejos moldes del quietismo y la inercia en que generalmente viven, cuando todo se confía a que la gracia venga de afuera, estos pueblos decaen y vienen a sumirse en el más negro y repugnante oscurantismo. Este pueblo noble cual ninguno, que vive y siente los destellos de la cultura con su joven y heroico Alcalde D. Gerardo Pastor Orozco, fiel intérprete en el sentir de sus conciudadanos, puso en práctica desde sus comienzos a cuantas obras públicas fueron más precisas, y de momento que le permitieron el estado financiero del erario municipal, que aún aparte de los escasos medios con que contaba, comprendiendo la necesidad que este pueblo tenía de aguas potables de que carecía, y no desconociendo que este era un problema muy difícil de resolver, puso todo su empeño, actividad e inteligencia, sacrificó todo su bienestar, su juventud, sus arrestos todos, y acometió tan atrevido como beneficioso ha resultado tal proyecto.

Ya sabemos todos, cuantas dificultades ha encontrado a su paso para realizar sus fines, y ya sabemos también con el tesón, firmeza de carácter, inteligencia con que ha sabido vencer todas aquellas sin desmayo ni abandono. Gratitud y mucha le debemos todos por sus actos y constancia. Gratitud debemos a los propietarios de este pueblo que con su capital, han  cooperado a tan magna obra. Gratitud debemos al proletariado que con su trabajo han ayudado a la misma; y gratitud debemos al Comercio y a la Industria, que de modo directo e indirecto han contribuido a la coronación de esta tan laudada empresa. Por todo ello se permitía hacer un ruego y era la prosecución del respeto mutuo entre todos los ciudadanos y la obediencia y ayuda a las autoridades, para que estas amparadas en la fe y afectos de sus administrados, puedan ponernos a la altura que este pueblo merece.

Acto seguido D. José Guerrero Martín hizo uso de la palabra y en párrafos brillantes, expuso los principales puntos de vista sobre esta tan ardua y provechosa nos había proporcionado el júbilo y contento que hoy sentimos todos por lo que representa el acto que celebramos. Las luchas sostenidas y las dificultades que han tenido que vencer hasta ver coronadas las obras, la carencia de medios y tantas otras cosas como se le han presentado; se necesita una virtud y una voluntad de bronce, impropia de la edad y circunstancias del joven alcalde que rige los destinos de este pueblo, a la que todos debemos reconocer como mérito grandísimo y agradecer siquiera sea por los beneficios que con su noble proceder y honradez intachable nos ha proporcionado.

D. Luis Poblaciones Nieto, con su proverbial sinceridad, con esos arranques propios de un corazón grande, también expresó de un modo entusiasta la satisfacción que sentía en estos instantes por la obra realizada por nuestro alcalde. Se sentía muy orgulloso de haber nacido en este pueblo donde jóvenes como el que nos ocupa y otros que le han precedido, han sabido sacar de la rutina este pueblo, para llevarlo al estado de adelanto y cultura en que nos encontramos.

El señor alcalde tomó la palabra y en muy sentidas frases e impresionado vivamente, manifestó que la emoción que sentía en aquellos momentos embargaba su ánimo acaso bastante lo bastante para no poder expresar su agradecimiento, que era mucho, muchísimo, por las frases laudadas que habían resonado en sus oídos como “Cantico de Ángeles” hacia su humilde persona; que la mayor satisfacción que sentía en estos momentos, es la que queda después de haber cumplido. Grades habían sido sus amarguras ante problemas tan complejos como cada momento se le habían presentado, pero le animaba la esperanza de que el pueblo no le abandonaría en tan críticos momentos y que podría contar con la constancia y serenidad que no le han abandonado jamás a dar cima a la obra que para él constituía un compromiso de honor que había contraído con sus amigos políticos y con el pueblo entero. Y si muy grandes fueron aquellas, hoy como todo en la naturaleza, encontraba la compensación en este acto que para él era el más hermoso de todos cuantos en su vida había pasado. Que jamás hallaron eco las murmuraciones que a sus oídos habían llegado, porque estas murmuraciones como nacidas de espíritus llenos de bajas pasiones y de personas cuyos odios mal reprimidos hacia él y los suyos, solo llegaron y se perdieron en el espacio.

No olvidaba a todos aquellos que a su lado estuvieron desde los primeros momentos, de todos aquellos que con gran generosidad se aprestaron en todo momento a satisfacer los que les había correspondido por arbitrios para subvenir a las necesidades de las obras, así como tampoco olvidaba a aquellos que por todos los medios trataban de impedir las obras cortándole toda clase de recursos para su continuación, atacando duramente y tachándolo de arbitrario, los arbitrios extraordinarios por ilegales fundados en falsas disposiciones, cuya torcida interpretación hacían ver sofisticadamente a los ignorantes la verdad de sus asertos.

Esta Alcaldía, copiando lo que en otros puntos se hacía cuando los recursos naturales se carecía, no tuvo inconveniente en crearlos, y sancionados por las Autoridades Gubernativas Competentes, ponerlos en práctica como único medio para llevar adelante  empresa de esta naturaleza; y por último con la sinceridad que le es propia, dio las gracias más expresivas a todos los propietarios, comerciantes, artistas, industriales y obreros por haber contribuido y cooperado cada cual en la medida de sus fuerzas a la realización de las obras; terminando con un Viva al pueblo de Villacarrillo que fue contestado con delirante entusiasmo.

A requerimiento del público D. Manuel Benavides España, salió al balcón y manifestó que se sentía identificado con todos los vecinos de este pueblo y se asociaba a ellos sintiendo el mismo contento que ellos experimentaban por las obras llevadas a cabo por nuestro ilustre alcalde.

SL2

EL CURA FRANCÉS

Me han venido recuerdos de principio de los años 60 en que era vicario de la iglesia de las monjas «de abajo» (las de arriba eran las mejicanas), el reverendo padre Antoine, más conocido por «el cura francés»; este sacerdote llegó a Villacarrillo en la segunda decena de los años 50. Era un cura comprometido con la clase obrera y, por consiguiente, objeto de críticas, recelo y ninguneo por la clase pudiente y “derechona” de la city.

Organizó un centro de ocio dotado de billar, futbolines, dominó, tebeos, novelas, sala de televisión y hasta un equipo de futbol, también se escuchaba la mejor música del momento; allí entraban jóvenes de todas clases sociales, más el fin primordial era recoger a los jóvenes menos favorecidos por el odioso azar de la cigüeña, les transmitió el consuelo, apoyo y dignidad que todo ser humano merece tener, ayudando económicamente a aquellos que por necesidad marchaban a la «mili» o emigraban a otros lugares de España o Europa (en especial a Francia).

Daba clase de francés en el entonces Patronato de Enseñanzas Medias, siendo un justo y buen profesor, hasta el extremo de quien no se sabía la lección, decía: “lhopital”, “lhopital”, lo que significaba que, tenías que ir por las tardes a la sala de juegos a dar la lección delante de los allí presentes, y te ridiculizaba ante aquella gente (la mayoría analfabetos) si no sabías la lección.

Tenía los «santos bemoles», de si algún mes no cobraba sus haberes en el Centro de Patronato de Enseñanzas Medias, se declaraba en huelga (en aquellos tiempos…), siendo objeto de enojo de las clases más favorecidas, que tenían recato de enfrentarse a él.

Fue un hombre de los que se visten la sotana por los pies, persona que, los que lo conocimos le debemos un homenaje.

Sacerdote austero, padre comprometido con la sociedad. De esos que entra uno cada mil.
SL2